Stanton debe seguir siendo la cara de los Marlins

Christian Yelich es felicitado por su compañero de los Marlins de Miami, Giancarlo Stanton, después de anotar en la séptima entrada del juego ante los Gigantes de San Francisco el domingo 9 de julio de 2017 en San Francisco. (AP Foto/Ben Margot)

Ricardo Montes de Oca

@RicardoEMontes

Ya comenzó lo inevitable; la primera fase de una nueva reconstrucción en los Marlins de Miami.

Sin embargo, todo indica que las aguas han cambiado un poco de dirección, con los últimos rumores señalando que las piezas más importantes de los Peces, como Giancarlo Stanton, Christian Yelich, Marcell Ozuna y J.T. Realmuto se mantendrán, al menos por ahora, dentro del equipo de Miami, dejándole ese tipo decisiones al nuevo dueño.

Desde hace un tiempo vengo dándoles mis argumentos del porqué una nueva reconstrucción es necesaria, principalmente por el desbalance que existe en la plantilla actual, apoyándose en la crítica condición del cuerpo de lanzadores y la escasez que hay de prospectos relevantes. Pero también he mencionado lo peligroso que sería, producto a la ineficiencia mostrada por la actual gerencia, que ha intentado esta práctica en múltiples ocasiones. Todas sin éxito.

Pero el hecho de que dejen al próximo propietario encargarse de mover o no, a las piezas más relevantes del equipo, es un buen indicador. Es un penoso, pero necesario, camino que hay que llevar a cabo con inteligencia. Hay equipos que salen más rápido de él, como los Yankees o Rays, pero también existen ejemplos de conjuntos que han realizado una reconstrucción exitosa en unos tres o cuatro años; ejemplo los Cachorros y Astros.

La pregunta que nace ahora es, ¿con quién quedarse?, porque alguien se queda, ¿no?

Cada reconstrucción debe mantener al menos a un par de piezas que sirvan como pilares para el futuro. Yo voy a proponer a Giancarlo Stanton y a J.T. Realmuto.

La razón de Realmuto es sencilla; un buen receptor, tanto a la defensa como con el bate, joven y con un contrato accesible. Probablemente la mayoría esté de acuerdo conmigo en esa. Con Giancarlo no tanto.

Soy de los que cree que a Stanton no lo valoramos lo suficiente, y nos cegamos por la cantidad de ponches y lesiones, que nos impiden ver que tenemos a un talento difícil de conseguir dentro del equipo, y que además está asegurado por unos cuantos años –sí, con un contrato no muy amigable, pero que en un deporte que no tiene tope salarial, no debería influir tanto.

Ya Stanton vivió una reconstrucción, de la cual hay que recordar no estuvo muy contento, expresando su clara molestia por su cuenta en Twitter. Pero pienso que a sus 27 años todavía pudiera ser capaz de sacrificar un par de años mientras se establecen los próximos jugadores, motivado por unos nuevos propietarios. Si se mantiene Loria no veo que está relación entre franquicia y jugador pueda sobrevivir mucho más.

No podemos pasar por debajo de la mesa que Stanton, a su corta edad, y por más que se ha perdido múltiples juegos por lesión, ya cuenta con más de 230 jonrones, ha asistido a cuatro Juegos de Estrellas y se convirtió recientemente en el Marlin más rápido en alcanzar la marca de 30 jonrones en un año, sobrepasando la marca impuesta por Mike Lowell. Registro que en un equipo en el que han jugado Gary Sheffield, Miguel Cabrera, Hanley Ramírez, Derrek Lee, Cliff Floyd, entre otros, hace que sea más llamativa aún.

Giancarlo es una súper estrella en el béisbol, que sería apreciada mucho más en ciudades de béisbol; como Boston, Chicago, Nueva York o Los Ángeles, y tiene el perfil propio del jugador por el cual los aficionados del Sur de Florida se lamentan cuando ya no lo tienen en sus filas.

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.