Nig Clarke: el hombre de los 8 jonrones en un partido

Por: Alfredo Álvarez

Miami—Hoy veía un resumen de los jugadores que han conectado la increíble cantidad de cuatro jonrones en un partido y a mi mente vino enseguida el nombre de Jay Justin “Nig” Clarke.

Clarke, empezó su carrera profesional en 1902, con Corsicana Oil Citys, en la Liga de Texas. El día 14 de julio, su nombre entraría en los anales de la historia, cuando conectó ocho jonrones, en diez veces al bate, en una victoria de su equipo 51-3 sobre Texarkana Casketmakers. Debido a que en Corsicana prohibieron el béisbol los domingos, el juego se efectuó en Ennis, Texas, en un terreno que tenía una cerca en el jardín derecho a aproximadamente 210 pies del home plate. Mientras que algunos dudan de la marca de jonrones de Clarke, la hazaña fue atestiguada más tarde por el anotador oficial (bajo juramento) y por varios fanáticos y jugadores que estuvieron en el juego. Durante las 2 horas y 10 minutos de juego, Oil Citys recolectó 59 hits, incluyendo 20 jonrones.

Jay Justin “Nig” Clarke, nació un 15 de diciembre de 1882, en Canadá, aunque se crio desde pequeño en Michigan. Su posición era receptor. En 1905 fue llamado a las Mayores por el equipo de los Naps de Cleveland. Su carrera en Grandes Ligas no fue para nada espectacular como aquel día de julio. Jugo con los Tigres de Detroit, Cleveland Naps, Carmelitas de San Luis, Filis de Filadelfia y Piratas de Pittsburg, durante 9 temporadas en las que solo conectó 6 jonrones. Sin embargo, Clarke bateó .358 en 1906. Los años de grandes ligas de Clarke, incluyeron un juego maravilloso. El 2 de octubre de 1908, Clarke, atrapó el juego perfecto de Addie Joss, en ese momento solo el cuarto en la historia del béisbol. Clarke tenía una merecida reputación como un destacado receptor defensivo.

El 1 de agosto de 1917, Clarke se alistó en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Mientras servía, alcanzó el rango de cabo y sirvió en Brest, Francia. En 1918, mientras servía en la Infantería, Clarke presentó una petición de naturalización militar y se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos; un año después fue dado de alta. Regresando a las Mayores en 1919.

Después de que Clarke atrapara su último juego para los Piratas en 1920, regresó a las ligas menores donde en resumen durante sus 11 temporadas en el béisbol de las menores, bateó un promedio de 275 con 19 bambinazos de por vida y jugó hasta que cumplió 43. En junio de 1929, Clarke se reincorporó a la Infantería de Marina, sirviendo hasta agosto de 1932. Después de ser dado de baja, Clarke construyó una casa en River Rouge, un suburbio de Detroit, donde en junio 15, de 1949, falleció.

Un récord que a pesar de no ser conocido por muchos vale la pena recordar, pues en ningún beisbol profesional del mundo, otro jugador ha estado ni cerca de algo como lo que consiguió “Nig” en aquel 14 de julio.  

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.