Isco: Clave en España, devaluado con Real Madrid

ARCHIVO - En esta foto del 22 de octubre de 2018, el volante del Real Madrid Isco Alarcón durante una rueda de prensa en Madrid. (AP Foto/Manu Fernández, archivo)

Relegado a la grada en el Real Madrid, la carrera de Francisco “Isco” Alarcón en el club español parece estar en una encrucijada.

Por su exquisita visión de juego, amagues y repertorio de pases de lujo, Isco fue señalado como el sucesor natural de Andrés Iniesta en la larga lista de habilidosos volantes de España.

Pero Isco ha caído en desgracia con el técnico del Real Madrid Santiago Solari, quien todavía no lo puesto como titular en ninguno de los seis partidos que el argentino ha dirigido desde que asumió las riendas del club hace un mes.

Si bien Isco ha tenido previas dificultades para asentarse en el once titular, ninguno de los predecesores de Solari lo consideró descartable.

Esta semana, cuando Solari lo marginó de su lista de 18 convocados para visitar a la Roma en la Liga de Campeones, Solari pareció transmitir un mensaje de que Isco necesita esforzarse más para ganarse su confianza. Isco llegó al estadio Olímpico de la capital italiana luciendo un traje, pero antes de que él pudiera cambiarse de ropa descubrió que le tocaría ver el partido desde la tribuna.

Después de la victoria por 2-0, Solari restó importancia a varias preguntas de los medios sobre por qué Isco ni siquiera estuvo en la lista de suplentes, donde estuvieron varios jugadores de poca experiencia y un juvenil de la reserva del Madrid.

“No lo doy más importancia”, dijo el técnico. “La titularidad o suplencia para un jugador son problemas ficticios… así lo veía cuando jugaba. (Los jugadores) están para dar lo cien por cien para ver si (les) eligen.”

Isco ha jugado solo 78 minutos en tres partidos jugados con Solari, todos como suplente que ingresó en el segundo tiempo.

Isco fue uno de los favoritos del predecesor de Solari, Julen Lopetegui. Isco también fue eje en la selección española durante los dos años en que Lopetegui estuvo a cargo antes de su breve ciclo con el Madrid esta temporada.

En el Madrid, Lopetegui buscó sacar provechar la habilidad con el pase de Isco a fin de armar un estilo de ataque colectivo tras la salida de Cristiano Rolando.

El resultado, sin embargo, fue la sequía de goles más larga del Madrid, que duró más de cuatro partidos. Lopetegui fue despedido tras perder 5-1 ante el Barcelona, partido en el que Isco jugó los 90 minutos.

Al parecer el problema de Isco pasa por su personalidad. Nadie duda que es el mejor jugador del Madrid en espacios cerrados.

Isco nunca ha tenido tapujos en decir públicamente que le gustaría ser incluido en el grupo de referentes del equipo, donde están Sergio Ramos, Luka Modric, Marcelo y Karim Benzema, todos titulares inamovibles si están en condiciones físicas.

Pero Isco nunca se ha ganado toda la confianza de ninguno de los técnicos del Madrid, con la excepción de Lopetegui, pese a haber contribuido a la conquista de cuatro Champions desde que llegó procedente del Málaga en 2013.

En 2016, Isco admitió que podría estar haciendo algo mal.

“Al final, si no soy titular con (Carlos) Ancelotti, no soy titular con (Rafa) Benítez y no lo soy con (Zinedine) Zidane, no voy a ser tonto de buscar problemas donde no los hay. Al final el responsable soy yo y eso es lo que quiero ver, dónde puedo mejorar para estar ahí”, dijo al diario deportivo MARCA.

Si bien en previas campañas Isco enfrentó la competencia de James Rodríguez, la actual plantilla del Madrid es mucho más débil. La salida de Cristiano debería de haber permitido que Isco finalmente pudiera tener un puesto titular fijo, independientemente de quien sea el técnico.

La decisión de Solari seguramente dará fuerza a las conjeturas de que Isco podría buscar irse cuando se abra el libro de pases en enero. Según versiones de prensa, el Manchester City y Juventus podrían ser los posibles destinos de Isco, quien tiene un contrato hasta 2022 y, con 26 años, debería de estar entrando en su plenitud.

Afortunadamente para Isco, Luis Enrique al menos le mantiene como pieza fundamental en el ataque de España desde que asumió la dirección tras el Mundial.

En la Liga española, el Madrid recibirá al Valencia el sábado. Los merengues marchan en la octava plaza, seis puntos detrás del líder Sevilla.

Isco espera lucir ese día su uniforme blanco, no estar arropado con su abrigo de invierno.

Fuente: AP

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.