¿Por qué Andy Pettitte debe ser un Salón de la Fama?

Miami, Flo — Este año, dos de los cinco icónicos nombres de los Yankees en las pasadas 20 temporadas hacen sus primeras apariciones en la votación del Salón de la Fama del béisbol; Mariano Rivera y Andy Pettitte.

Pettitte hizo su debut en las Grandes Ligas con los Yankees en 1995, luego lanzo en su ciudad natal Houston, durante tres años a partir del 2004 y luego regresó al Bronx, donde después de la campaña de 2010 pensó en el retiro y finalmente volvió a unirse al equipo por dos campañas más, colgando los spikes ya para siempre después de terminar la contienda 2013.

 ¿Qué dicen los numeritos de Pettitte?

En 18 temporadas de Grandes Ligas, Pettitte registró un récord de 256-153, lo cual representa un porcentaje de victorias de .626. Lanzó para una efectividad de 3.85, un 1.35 WHIP, 3.74 de FIP y abanicó a 2,448 bateadores.

“El zurdo maravilloso” como le apodó el locutor Beto Villa, lideró la liga en victorias en una contienda y tres veces en juegos iniciados. Pettitte finalizó tercero en la votación del Premio del Novato del Año en 1995, recibió los votos del MVP dos veces y se ubicó entre los seis primeros candidatos para el Premio Cy Young cinco veces, incluyendo un segundo puesto en 1996. Andy participó en tres Juegos de Estrellas y ganó 20 juegos dos veces en su carrera.

Más que esos logros, Pettitte fue sin dudas un caballo de batalla a lo largo de su carrera, comenzó al menos 30 juegos en una temporada 13 veces, incluso hizo 34 aperturas o más en cuatro ocasiones. Sus equipos llegaron a los playoffs 14 veces, ganaron ocho banderines y cinco campeonatos de la Serie Mundial.

Pettitte ganó más juegos que cualquier otro lanzador desde 1995 hasta el presente. También fue el lanzador más ganador del 2000 al 2009 (148 victorias), y para el período de 15 años que comenzó a partir de 1995 (229). Produjo más aperturas de calidad que cualquier otro lanzador (301) desde 1995 al 2013, y ocupa el quinto lugar en esa categoría con 262 desde 1995 hasta el presente: solo Greg Maddux (297), Tom Glavine (294), Randy Johnson (286), y Mike Mussina (266) lo superan.

 Apenas 27 lanzadores en la historia del béisbol terminaron sus carreras con al menos 100 juegos por encima de porcentaje de 500. Pero Pettitte, Mussina, Clemens y el lanzador del siglo XIX Bob Caruthers son los únicos que no están el Salón de la Fama de Cooperstown. El porcentaje de victorias de Pettitte lo ubica en el lugar 15 en la lista de todos los tiempos entre los lanzadores que lanzaron al menos 3,000 entradas. Todos los que están por delante de Pettitte, excepto Clemens y Mussina, ya están consagrados en Cooperstown.

 Comparemos a Andy Pettitte con lanzadores que ya están en Cooperstown

Solo 17 de los 71 lanzadores ya consagrados en el Salón de la Fama cuentan con un mayor porcentaje de victorias que Pettitte, nueve de los cuales lanzaron principalmente durante la “Era de la Pelota en Viva” (desde 1920). Pettitte superó a todos los demás, incluidos a los contemporáneos Maddux (.610), Glavine (.600) y John Smoltz (.579). Precisamente la mitad de los 64 lanzadores abridores consagrados en Cooperstown ganaron menos juegos que Pettitte.

Eso no es todo, 47 inmortales produjeron una efectividad de limpias más alta que Pettitte y si les queda duda, la impresionante lista incluye nombres como: Steve Carlton, Phil Niekro y Nolan Ryan, entre otros. Su ERA + está solo debajo de Warren Spahn, Glavine y Gaylord Perry. Además, el FIP de Pettitte es mejor que ocho miembros del Salón de la Fama. Ahora vamos a la que estadística de moda: El WAR. Pettitte ostenta un 60.3 y supera a 22 lanzadores abridores que ya tienen placas colgadas en Cooperstown.

Incluso el 34.1 WAR7 de Pettitte encabeza a siete miembros del Salón de la Fama. Finalmente, la puntuación de 47.2 JAWS de Pettitte supera a 16 titulares del Salón de la Fama. De hecho, su puntaje de JAWS se compara estrechamente con el de una leyenda como Sandy Koufax (47.5). Hablemos de Pettitte en post-temporada Con 19 victorias, Pettitte es el lanzador más ganador en la historia de los playoffs. Hizo 44 salidas y lanzó 276.2 entradas, ambas categorías lo ubican de líder. Sus 183 abanicados lo colocan en segundo lugar detrás de John Smoltz.

Solo siete lanzadores ganaron más juegos en el Clásico de Otoño que Pettitte, y todos, excepto Allie Reynolds, están consagrados en el Salón de la Fama. Whitey Ford con 22, es el único lanzador con más aperturas en el Clásico de Otoño que las 13 de Pettitte. También podemos hablar de cómo se crecía en juegos importantes. En la Serie Mundial de 1996 empatada a dos juegos, Pettitte lanzó 8.1 entradas sin anotaciones contra los Bravos en Atlanta frente a John Smoltz en el importante quinto partido.

En 2001, permitió solo cuatro carreras limpias en dos salidas contra unos Marineros de Seattle que ganaron 116 juegos, llevándose los honores de Jugador Mas Valioso. Pettitte termino con récord perfecto de 4-0 en la postemporada de 2009, ganando el juego de desempate en cada una de las tres rondas. Entonces…

¿Debería Pettitte estar inmortalizado en Cooperstown? Aunque las credenciales del Salón de la Fama de Pettitte parecen sólidas, su camino hacia la inducción está lleno de controversia. Sin duda, algunos votantes ignorarán sus estadísticas relacionadas con el triunfo, mientras que otros ni siquiera verán sus excelentes numeritos sabermétricos. Algunos dirán que lanzó la mayoría de su carrera con unos potentes Yankees, otra parte ignorará por completo su excelente carrera en postemporada, y finalmente otro grupo dirá que simplemente no puede entrar por haber admitido el uso de esteroides.

Lo más lamentable sería, en mi opinión, que ni siquiera reciba el 5% de votos para mantenerse en las boletas en próximas temporadas. Aunque por alguna razón presiento que, en esta elección al Salón de los Inmortales, se va a dar una sorpresa y veremos al primer jugador elegido que estuvo envuelto en sospechas de haber estado en la lista del uso de esteroides.

Cierro este artículo con lo siguiente: El Salón de la Fama es un Museo de Beisbol y como Museo al fin, cuenta la historia del beisbol y me pregunto: ¿Cómo contar la historia del beisbol en los últimos 25 años sin poner el nombre de Andy Pettitte? Espero leer sus comentarios….

Fuente: Alfredo Álvarez

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.