Las mejores firmas de los Marlins han sido en sus oficinas

Muchos son los comentarios negativos que se pueden escuchar alrededor de la ciudad de Miami sobre los Marlins y su proceso de reconstrucción. La mayoría de esos comentarios no son muy halagüeños. Que si Jeter va a ser un fiasco como gerente, que cambiaron a dos MVP y que solo quieren hacer dinero y no ganar nada. Se puede entender parte de esta frustración, pues los Marlins son el equipo de todas las Mayores con la mayor cantidad de temporadas perdedoras de manera consecutiva.

Sin embargo, estamos los que creemos en esta reconstrucción y a pesar de que hace dos años atrás los Marlins tenían las peores granjas de las Mayores, hoy en día han mejorado muchísimo, y en mi opinión, la gran diferencia y futuro éxito de la franquicia la van a marcar algunos de los nombres que se han sumado al cuerpo de búsqueda de jugadores. Muchos dentro del medio, ya la consideran una de las mejores de las mayores.

Tres nombres claves fueron traídos provenientes de la franquicia más afamada de todos los deportes profesionales de Estados Unidos: Los Yankees de Nueva York. Ellos son Gary Denbo (Vicepresidente de Desarrollo de Jugadores y Scouting), Dan Greenlee (Director de Personal de Jugadores) y Dennis J. Svihlik (Director de Scouting Amateur).

Denbo, como ya algunos conocen, fue el arquitecto detrás del éxito de los Yankees de Nueva York entre 1996 al 2001. Luego de estar fuera de la organización por unos 7 años, regresó en 2009, para asumir la responsabilidad de ser el Director del Departamento de Desarrollo de los Jugadores y es, por ende, uno de los responsables de que hoy en día los Yankees tengan uno de los equipos jóvenes con más talento en las Grandes Ligas y un sistema de Ligas Menores que está ubicado entre los primeros tres del país. Además de lo antes mencionado, Denbo es uno de los mejores amigos de Derek Jeter y una de las personas a las que el propio copropietario de los Marlins ha adjudicado como uno de los responsables de su exitosa y longeva carrera en la MLB.

Denbo estará acompañado por Dan Greenlee, un nombre muy conocido en el mundo de las bolas y los strikes, y que es además considerado como una de las voces autorizadas en el uso de las analíticas, algo que en el béisbol moderno de hoy en día es el arroz con frijoles de cualquier movida. Las críticas de que los Marlins no usaban, exploraban o estudiaban bien el desarrollo y rendimiento de los jugadores, ahora parece que será solo un mal recuerdo.

El último de los ex Yankees que tenemos que mencionar es Dennis J. Svihlik, el cual fue respetado con los Bombarderos del Bronx y ha pasado una vida entera en el béisbol, desde jugar hasta su trabajo en las oficinas de Yankee Stadium.

En cuanto a lo que es la firma de jugadores extranjeros (un área donde los fanáticos han sido tan vocales en que quieren ver el equipo con muchos latinos), los Marlins agregaron al panameño Fernando Seguignol (Director de Operaciones Internacionales).

Desde su llegada, los peces no solo firmaron a quien se considera el mejor prospecto internacional de las Mayores con Víctor Víctor Mesa, sino que también se hicieron de los servicios de su hermano menor Víctor Mesa Jr. el cual muchos scouts creen pueda estar en las Mayores en menos de 4 temporadas. Seguignol ha dicho que este es solo el inicio y que los Marlins van a tener el mercado internacional de firmas como una de sus grandes prioridades y donde pretenden ser bien agresivos en los años que se avecinan, y ya lo vimos, pues para poder gastar los 6.5 millones de dólares que usaron, tuvieron que hacer varias transacciones, algunas atrevidas, pero las cuales deben dar dividendos en un futuro cercano.

Finalmente, la adición de Chip Bowers como Presidente de Operaciones Comerciales, es sin dudas para quitarse el sombrero.

Bowers es la versión de Gary Denbo pero en la NBA, pues es el hombre que ayudó al crecimiento y éxito de lo que hoy en día es la franquicia más temida del mejor baloncesto del mundo: Los Golden State Warriors. Durante su permanencia con los actuales campeones, Bowers construyó una estrategia comercial que llevó a uno de los equipos menos atractivos y de bajo costo de la NBA, a lo que hoy en día es una potencia no solo en la cancha sino fuera de ella, siendo una de las franquicias más codiciadas por patrocinantes en todo el deporte profesional.

Desde su llegada a Miami, Bowers ha estado más que activo. Renovó el estadio, incluyendo deshacerse de la estatua del jardín central, creó además una campaña de marketing llamada: Dímelo Miami, donde los fanáticos pudieron expresar lo que estaba mal y lo que querían cambiar en el estadio. El resultado ha sido rápido. Nuevos precios en comida y bebida ya están en lugar y mucho más económico que los anteriores y a eso le pueden sumar el nuevo logo y uniformes, los cuales han sido recibidos por los seguidores de los peces con más elogios que críticas.

¿Que todo será perfecto? Claro que no. Nada lo es. Pero si a mí me preguntan, ha sido un inicio muy interesante y hasta el instante que escribo esta nota, la nueva gerencia de los Miami Marlins merece el beneficio de la duda. A fin de cuentas, en los 15 años anteriores no hicieron nada para celebrar. ¿O me equivoco?

Por: Alfre Álvarez

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.